Sábado, 04 Junio 2016 10:37

Pasta fresca con salsa de cordero lechal y alcachofas

Autor
Valorar
(0 votos)

Receta muy gustosa que gusta a todas la familia. El cordero lechal es una carne delicada y rica en proteinas; perfecta para niños y para aquellos que siguen una dieta.


Elaboración pasta fresca con salsa de cordero lechal y alcachofas

Ingredientes
  • 4 alcachofas (opcional)
  • 1 limón
  • 1 chalota
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
Ingredientes
  • Una rama de apio
  • 100 ml. de vino blanco o tinto
  • sal y pimienta
  • 400 gramos de carne de cordero
  • caldo de carne y verduras
  • aceite de oliva virgen extra
Elaborar la salsa
  1. Limpiar la zanahoria, el apio y la cebolla, picarla.
  2. Cortar la carne a trozos o en pequeñas tiras finas. Si la carne contiene huesos, reservarlos.
  3. Hacer un caldo de verduras y carne y poner los huesos anteriormente reservados.
  4. Si no tenéis caldo o no queréis hacerlo entonces poner a calentar agua y añadir los huesos reservados. Esta agua servirá para cocinar la pasta y para añadir agua a la salsa.
  5. Añadir los trozos de cordero en una sartén de acero (a ser posible) con un poco de aceite caliente, dar una par de vueltas para que se sofrias un poco y verter el vino; dejar evaporar el acohol a fuego fuerte.
  6. Cocinar la salsa a fuego muy bajo, para evitar que la carne se endurezca, durante 30 minutos, y si es necesario añadir un poco de caldo caliente.
  7. Se sazona
Elaborar las alcachofas (opcional)
  1. Limpiar las alcachofas retirando el tallo, las hojas y las puntas más duras, cortarlas por la mitad y eliminar la barba qye se encuentra en el corazón de la misma.
  2. Ponerlas en agua con limón o perejil. El perejil es un potente antioxidante y por lo tanto, yo personalmente no uso limón, su ácido falsifica el sabor de la alcachofas.
  3. En una sartén saltear las chalotas en aceite, las alcachofas en trozos y cocinar durante 10 minutos.
  4. Ajustar la salsa de alcachofas con sal y pimienta.
Cocinar la pasta
  1. Poner a hervir el agua que hemos preparado, anteriormente, con los huesos, añadir sal gruesa a gusto.
  2. Retirar los huesos y verter la pasta en el agua hirviendo y salada y cuécela según indicaciones del fabricante.
  3. Cuando la pasta esté al dente, escurrirla y añadirla a la olla donde se está cocinando el cordero.
  4. Saltéala 1/2 minuto.
  5. Añadir las alcachofas (opcional). Seguir salteando otro 1/2 minuto.

Ir a la página anterior

Visto 294 veces Modificado por última vez en Lunes, 22 Mayo 2017 08:24
Más en esta categoría: Gnocchi (ñoquis) de patatas caseros »